Saturday, January 13, 2018

NO OIGO, NO ESCUCHO Y NO HABLO




NO OIGO, NO ESCUCHO Y NO HABLO

La gran mayoría del pueblo estadounidense comenta que algo debe pasar con relación a la permanencia de Donald Trump en la Casa Blanca a pesar de no ver avances en ese gran deseo.

Una inmensa lista de atrocidades se suman a lo largo de un año de mandato que cierra el próximo 20 de Enero, fecha en que juró con la mano encima de 2 biblias, afirmando que sería un buen Presidente y que iba a ser el Comandante en Jefe para todos los estadounidenses y no para un grupito adinerado, racistas y xenófobos.

Mucho pudiéramos escribir o referirnos, pero el tiempo es tan apremiante que no cuento con ese placer.

Más del 70% de los estadounidenses no están de acuerdo en la manera, la forma y los resultados de Donald Trump.

Las mentiras siguen siendo el plato fuerte del millonario. Su Twitter es el arma favorita para lanzar todo su odio, desprecio, arrogancia, indiferencia, su egoísmo, sus frustraciones infantiles, etc...

Cada entrevista a la prensa, discurso, comentarios en público llevan su sello. Siembra el odio y el terror, arremete, ofende, se burla, desprestigia, acusa, a quién(es) le parece, a quién se le enfrenta, contradice, a quién no comparte sus ideas o sencillamente a quién se le antoja su real deseo.

Los medios de Comunicación y las redes sociales se hacen eco de cada una de sus fechorías y barbaridades.

Uno más que otro político fundamental "demócratas" realizan críticas moderadas, algunas pasan inadvertidas.

Todos criticamos las actuaciones erróneas y nefastas de Trump, cada cuál desde sus posibilidades y perspectivas, pero en realidad, aún no es suficiente.

El investigador especial Müller tiene cartas debajo de la manga y parece querer agarrar bien al toro por los cuernos para no perder meses de investigación.

Las investigaciones de las comisiones de Inteligencia y de justicia están como las aguas del Río Hudson: Congeladas.

La opinión pública internacional a diario pública la situación que va sucediendo en los Estados Unidos, algunos lo lamentan otro se enorgullecen ver al Imperio, al 1er país del mundo caer en picada...

La suerte (y digo suerte para no emplear otra palabra) es que aún existen 3 poderes en los Estados Unidos de América. Legislativo, Judicial y Ejecutivo. Y aunque el Ejecutivo quiera asumir las funciones de los dos anteriores, espero no se lo permitan.

Cabe una pregunta: ¿Quiénes deberían de acabar de parar toda esta pesadilla?

La respuesta es simple: Congresistas y Senadores.

Esos que pidieron y prometieron en tiempos de elecciones con mucha "Humildad" que le entregásemos el voto para hacer una mejor América.

Son ellos los que están obligados actuar y no seguir acumulando "mierda" que al final nos tocará a todos olerla por buen rato.

Pero es obvio que el Congreso y el Senado (Mayoría Republicanos) creen que actuando como el avestruz van a resolver los problemas.

Lejos de cualquier egocentrismo de estos, lo peor no es el propio daño que le están causando a su partido, sino el costo económico, político y social que traerá al pueblo estadounidense y al resto del mundo.

Los Republicanos parecen los 3 monos sabios: No oigo, no escucho y no hablo. Pero hay un 4to mono aún peor porque tiene en si las características de los otros 3: No oye, no ve y no habla.

Sólo un milagro de Dios será posible para lograr la calma, la paz, la tranquilidad, la prosperidad y la felicidad en los Estados Unidos de América y espero que cuando llegué no sea muy tarde.

Así valoro y reflexiono

Los exhortó a reflexionar al respecto y ser cada día mejores seres humanos.

Bendiciones

Ladagoval
12 de enero del 2018
New York